El tiempo pasa sin que nos demos cuenta…

El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos. Cómo van pasando las horas, los días, las semanas, los meses y los años…y sin que lo sepas te observo.

Enfrente tuya estoy, sentado en un banco, te miro como contemplas la gente que pasa a tu alrededor, quizá pensando en como jugabas con ese balón cuando solo eras un chaval y la única preocupación era hacer tus deberes e irte a jugar.

Quizá ahora estés pensando en lo rápido que pasa el tiempo y en cómo envejece uno, en la crueldad del paso de los años, quizá quisieras darle cuerda a ese reloj de los años 60 que cuelga en tu muñeca, darle cuerda en sentido inverso y que el tiempo fuera hacia atrás, quizá te preguntes al ver a esa persona ebria tambaleándose de lado a lado por la acera en que hubo un día en el que tú también agarraste una buena.

Estoy enfrente tuya y aún no te has dado cuenta, soy el chico que te observa e imagina en las cosas y experiencias que habrás vivido, en cuánto amores pasaron por tu lado, en cuántas noches sin dormir te vistes envuelto, quizá hayas exprimido la vida y hayas visto tanto que te sientas orgulloso de poderlo contar, sea como fuera o fuese, espero que hayas sido muy feliz y lo sigas siendo.

El tiempo pasa volando y nos vamos haciendo viejos así que se feliz. El chico del banco de enfrente.

(Visited 31 times, 1 visits today)
5